estas leyendo...
MEDITACIÓN, Uncategorized

Ser Signos de Esperanza!

islam-muslim
En una cultura como la que estamos viviendo, sensible, como en todo tiempo, tenemos necesidad de signos que hagan creíble lo que anunciamos con nuestra vida; por ejemplo que la vida es bella, que tiene sentido vivir, que es necesario la pasión, las ilusiones, creer en el Padre, confiarnos en Él y podríamos aumentar las razones por la cuales vivimos cada día… Estamos llamados a hacer significativa nuestra vida para los demás con signos que se vean claros y transparentes. Estamos invitados a ser “alternativos” porque vivimos de manera diferente. Somos significativos porque en nuestro modo de vivir transparentamos libertad y coherencia; porque sabemos hacia donde vamos con lo que hacemos. Somos proféticos porque con nuestra vida nos hemos comprometido a estar pensando en los demás; volcados hacia los otros, del lado de los más vulnerables y que buscan ayuda.
Signos como el mostrar que los bienes que tenemos están para el servicio, para ser más solidarios y estar cercanos a los más pequeños, de los más vulnerables, a los que más lo necesitan. La solidaridad le pone rostro concreto a la caridad y a la justicia precisamente cuando a nuestro alrededor se impone un estilo de sociedad en la que impera el sálvese quien pueda o la dictadura del mercado que hace a los ricos cada vez más ricos y a los que menos tienen cada vez más pobres.
Sin ataduras, ligeros de equipaje, queremos pasar por la vida haciendo el bien, cerca de los que sufren, sanando heridas, alentando la esperanza, compartiendo lo que somos y tenemos, ofrecemos la mano…. Albergamos en nuestro corazón el deseo de vivir así: seguidores del Maestro, libres y liberadores; sencillos y comprometidos; creíbles en nuestro modo de actuar porque auténticos en el entramado cotidiano de relaciones y esfuerzos.
Lo nuestro es alternativo. Vivir con menos bienes y compartir lo que tenemos, es expresión de la bienaventuranza que nos asemeja al corazón mismo del Padre, hechos a su imagen. Por eso, nuestra casa es lugar de acogida; nuestro tiempo es disponibilidad para quien necesita una mano; nuestro trabajo es aportación en la edificación de una realidad mejor; nuestro salario es posibilidad de compartir; nuestra donación es expresión evangélica del no considerar nada nuestro porque pertenece a los demás, a todos.
Signos espontáneos que sean convicción personal y a la vez significativos para los demás, esa es nuestra responsabilidad y alegría profunda!

Berenice del Carmen Gutierrez

Anuncios

Acerca de Comunidad Horeb

Ayuda y compromiso espiritual para la unión de los cristianos, el encuentro de las religiones y el compromiso con la justicia en el carisma de Carlos de Foucauld.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

TEMAS PROPUESTOS

CONTENIDOS MENSUALES

Escribe tu email y recibe gratuitamente todas las novedades.

HEMOS ACOGIDO

  • 115.083 visitas
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: