estas leyendo...
ESPIRITUALIDAD, Uncategorized

Para vivir la Cuaresma – Noticias y Comunicaciones nº 134

la cuaresma-franciscoPARA VIVIR LA CUARESMA
José Gabriel Sarmiento – Pasco – Córdoba – Argentina

EL MIÉRCOLES DE CENIZA

-CAMBIA EL AMBIENTE: EMPIEZA EL CAMINO CUARESMAL DE LA PASCUA

Todo debe apuntar hoy al inicio de la Cuaresma como camino hacia la Pascua. Los varios elementos clásicos en esta ambientación -que trataremos de nuevo el domingo próximo- deben estar ya presentes desde hoy: el color morado, la ausencia de las flores y del aleluya, el repertorio propio de cantos…

-LA CENIZA, UN GESTO QUE PUEDE SER EXPRESIVO

El gesto simbólico propio de este día es uno de los que ha calado en la comunidad cristiana, y puede resultar muy pedagógico si se hace con autenticidad, sin precipitación; con sobriedad, pero expresivamente. Como ya ha resonado y se ha comentado la Palabra de Dios, la imposición de la ceniza comunica con facilidad su mensaje de humildad y de conversión.

El sacerdote se impone primero él mismo la ceniza en la cabeza -o se la impone el diácono u otro concelebrante, si lo hay- porque también él, hombre débil, necesita convertirse a la Pascua del Señor. Luego la impone sobre la cabeza de los fieles, tal vez en forma de una pequeña señal de la cruz.

Una fórmula apunta a la conversión al Evangelio: «Convertíos y creed el Evangelio» (que parecería más propio que se dijera en singular, como la otra es más interpelante).

Mientras que la otra alude a nuestra caducidad humana: «Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás». Ahora bien, parece que sería más educador acompañar estas palabras con dos gestos complementarios: el sacerdote impone la ceniza a cada fiel, diciendo la fórmula de la ceniza y el polvo, y a continuación el fiel pasa a otro ministro que está al lado y que le ofrece el evangelio a besar, mientras pronuncia sobre él la fórmula que habla del evangelio.

-LA CONVERSIÓN Y SUS OBRAS

Las tres lecturas de hoy expresan con claridad el programa de conversión que Dios quiere de nosotros en la Cuaresma: convertíos y creed el Evangelio; convertíos a mí de todo corazón; misericordia, Señor, porque hemos pecado; dejaos reconciliar con Dios; Dios es compasivo y misericordioso…
Cada uno de nosotros, y la comunidad, y la sociedad entera, necesita oír esta llamada urgente al cambio pascual, porque todos somos débiles y pecadores, y porque sin darnos cuenta vamos siendo vencidos por la dejadez y los criterios de este mundo, que no son precisamente los de Cristo.

Es bueno notar la triple dirección de esta conversión que apunta el evangelio:

a) la apertura a los demás: con la obra clásica cuaresmal de la limosna, que es ante todo caridad, comprensión, amabilidad, perdón, aunque también limosna a los más necesitados de cerca o de lejos,
b) la apertura a Dios, que es escucha de la Palabra, oración personal y familiar, participación más activa y frecuente en la Eucaristía y el sacramento de la Reconciliación,

c) y el ayuno, que es autocontrol, búsqueda de un equilibrio en nuestra escala de valores, renuncia a cosas superfluas, sobre todo si su fruto redunda en ayuda a los más necesitados.

Las tres direcciones, que son como el resumen de la vida y la enseñanza de Cristo, nos ayudan a reorientar nuestra vida en clave pascual.

Hno. Fernando Fortunato (Monasterio Benedictino Santa María de los Toldos.)

TIEMPO DE “MISERICORDIA QUIERO Y NO SACRIFICIO”
(Mt. 9,13)

Es el título del mensaje del Papa Francisco para este tiempo de cuaresma.

 Tiempo de cuaresma, como momento fuerte para celebrar y experimentar la misericordia de Dios
 Tiempo de invitación al silencio para escuchar la Palabra de Dios, escuchar a Dios.
 Tiempo de escucha orante de Dios, de su Palabra; para la oración personal.
 Tiempo siempre nuevo…nosotros, nuestra vida, nuestra historia, ha cambiado…ha pasado mucha agua bajo el puente, tenemos nuevas experiencias vividas desde la cuaresma pasada a esta. Hemos hecho nuestra propia pasión, muerte y resurrección…hemos vivido nuestra propia Pascua.
 Tiempo de volver, nuestra mirada, agudizar nuestro oído, nuestra vida toda, cuerpo y alma, a DIOS. El nos invita desde su MISERICORDIA, COMPASION, BONDAD, AMOR, a volver a El.
 Tiempo de usar los medios que DIOS me da para mejorar mi vida y sobre todo la relación con El. “Vuelvan a mí de todo corazón, con ayuno, llantos y lamentos. Desgarren su corazón y no sus vestiduras, vuelvan al Señor, su Dios, porque él es bondadoso, lento para la ira y rico en amor, y se arrepiente de sus amenazas” (Joel 2, 12-13).
 Tiempo para reconocernos pecadores, arrepentirnos y pedir piedad al Señor.
 Tiempo para CONFIAR en su compasión y DESEAR un corazón nuevo, puro, renovado
 Tiempo donde se nos devuelve la alegría de la presencia de DIOS en nuestra vida.
 Tiempo de dejarnos reconciliar por DIOS, con DIOS y en DIOS.
 Tiempo favorable, este es el día de la salvación.(2 Cor. 6, 2)
 Tiempo del AÑO SANTO de la MISERICORDIA. Hermoso año para volver a enamorarnos de DIOS y de su creación.
 Tiempo para manifestar a los demás, con las obras de misericordia corporales y espirituales, que DIOS los AMA INFINITAMENTE e INCONDICIONALMENTE porque son sus hijos.
 Tiempo para perdonarnos a nosotros mismos, perdonar a DIOS, y sobre todo al prójimo, que es nuestro hermano.
 Tiempo para hablar bien de DIOS; hablar bien de los demás. (Tiempo para morderse la lengua cuando vamos a hablar mal del otro o de DIOS, según el Papa Francisco).
 Tiempo de conversión, de cambio en nuestra vida, dejando obrar a DIOS en nosotros, cambiamos actitudes, miradas, gestos, obras, etc…hacia el prójimo, nuestro hermano.
 Tiempo de no practicar estas cosas para ser vistos y agradar a los hombres, a los demás.
 Tiempo de limosna, de oración y de ayuno; para ayudar al prójimo.
 Tiempo para recibir la recompensa del PADRE DEL CIELO, que ve en lo secreto del corazón; y ahí, en lo secreto, en lo mas íntimo, te recompensara.
 Tiempo de reconocer que estamos necesitados de DIOS, de su amor, de su gran misericordia.
 Tiempo de tomar el ejemplo de María, de humildad y sencillez, que se hizo esclava del SEÑOR para que se cumpliera su Palabra. (Lc. 1, 38)
 Tiempo para dejarse encontrar por el SEÑOR.

Tiempo para vivir y celebrar juntos, en comunidad, la vida de JESUS; su PASION, MUERTE y RESURRECCION. Vivamos y celebremos con mucha FE, ESPERANZA y CARIDAD.

P. José Gabriel Sarmiento
Administrador Parroquial
Parroquia “Medalla Milagrosa” – Pasco
“Asunción de María” – Ticino

NOTICIAS Y COMUNICACIONES Nº134
(13 de Febrero de 2016)
Comunidad Ecuménica Horeb Carlos de Foucauld
http://horeb-foucauld.webs.com

Anuncios

Acerca de Comunidad Horeb

Ayuda y compromiso espiritual para la unión de los cristianos, el encuentro de las religiones y el compromiso con la justicia en el carisma de Carlos de Foucauld.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CONTENIDOS MENSUALES

Comentarios recientes

leivarosa en “¿Qué queremos decir cua…
Rogelio Bernal en Tierra Santa – Noticias…
bernasrda aguayo en Tierra Santa – Noticias…

Escribe tu email y recibe gratuitamente todas las novedades.

HEMOS ACOGIDO

  • 85,287 visitas
A %d blogueros les gusta esto: