estas leyendo...
BOLETINES

Boletin Enero 2015 nº 53

bomba atómica

1. La esclavitud de seres humanos humilla a Dios
2. Estamos juntos en el martirio
3. El tiempo para encontrar soluciones globales se está agotando
4. Gastar en armas nucleares dilapida la riqueza de las naciones

1. La esclavitud de seres humanos humilla a Dios

Papa Francisco acoge en el Vaticano a líderes religiosos del mundo para firmar declaración conjunta contra la esclavitud y el tráfico de seres humanos
El Vaticano acogió este martes 2 de diciembre la reunión del Papa Francisco y otros líderes de diferentes religiones para erradicar las formas de esclavitud moderna antes del año 2020.
“Por primera vez en la historia, líderes católicos cristianos, anglicanos y ortodoxos, así como budistas, hindúes, judíos y musulmanes, se comprometen a combatir conjuntamente la esclavitud”, aseguró el padre Federico Lombardi presentando el evento en la Casina Pío V, sede de la Academia Pontificia de las Ciencias del Vaticano.
El Papa Francisco en su alocución aseguró que la esclavitud “humilla a de cada ser humano” porque va contra Dios. “Cada ser humano es amor y tiene una dignidad”, recordó. El Pontífice declaró que el “ser humano es libre” y hecho a semejanza de Dios. Por lo tanto, quitar la libertad a una persona es negar la libertad que proviene de Dios mismo.
“Cada una, y todas las personas, son iguales y se les debe reconocer la misma libertad y la misma dignidad -afirmó Francisco-. Cualquier relación discriminante que no respete la convicción fundamental que el otro es como uno mismo constituye un delito, y tantas veces un delito aberrante”.
Las víctimas son de todas las condiciones; el Pontífice recordó que es un mal que ataca a los más vulnerables: los pobres, las mujeres, los niños y los necesitados.
El Pontífice dijo que la trata de seres humanos es un “crimen de lesa humanidad” que se “agrava cada día más”. En este sentido, señaló como un mal para la humanidad las formas de esclavitud moderna: el trabajo forzado, la venta de órganos, la prostitución, la venta de niños y las mutilaciones, entre otras.
Así exhortó a todos los líderes religiosos, políticos e institucionales a acabar con todas las formas de esclavitud. El Obispo de Roma pidió alzar los estándares de ética y de valores de las sociedades del mundo, “convertirnos en el prójimo de los otros”.
El Papa recordó a las víctimas de la trata de seres humanos como hijos de Dios que necesitan de la misericordia de sus semejantes.
“Gracias por este compromiso transversal que nos compromete a todos”, dijo dirigiéndose a los líderes religiosos que firmaron después la declaración conjunta. “Todos somos imagen de Dios” y no podemos permitir que “la trata dañe la imagen del Dios vivo”, concluyó.
El discurso del Papa coincide con la celebración de la Jornada Internacional de la abolición de la esclavitud por parte de la ONU. El 2 de diciembre de 1949 es la fecha en la cual la Asamblea de las Naciones Unidos aprobó la Convención sobre la supresión del tráfico de personas y la explotación de la prostitución de los otros.
La firma del acuerdo entre los líderes religiosos en el Vaticano del 2 de diciembre forma parte de un camino comenzado, posterior a otro acuerdo firmado el 17 de marzo 2014, instituido entre el Vaticano, la Global Freedom Network (GFN), el Palacio Lambeth, la Mezquita de al-Azhar y la Walk Free Foundation.
Por otro lado, el Papa Francisco anunciará el próximo domingo durante el Ángelus la convocatoria de una jornada de oración por la esclavitud para el próximo 8 de febrero, día de santa Giuseppina Bakhita (1869-1947), religiosa sudanesa hecha esclava por mercantes árabes.
Los signatarios del acuerdo son:
Religión católica: Papa Francisco
Religión hindú: Su Santidad Mata Amritanandamayi (Amma)
Religión budista: Maestro Zen Thích Nhất Hạnh (Thay) (representado por la Venerable Bhikkhuni Thích Nu Chân Không)
Religión budista: El Muy Venerable Datuk K Sri Dhammaratana, líder budista de Malasia
Religión judía: Rabino Dr. Abraham Skorka
Religión judía: Rabino Dr. David Rosen
Religión ortodoxa: Su Santidad Patriarca Ecuménico Bartolomeo (representado por Su Eminencia Emmanuel, metropolitano de Francia)
ARY WALDIR RAMOS DÍAZ © ServizioFotograficoOR/CPP

2. Estamos juntos en el martirio

(José M. Vidal/Agencias).- Tras la comunión en la oración y en la liturgia, los dos Primados, Francisco y Bartolomé, quisieron escenificar un paso más hacia la plena unidad con la firma de una solemne declaración conjunta, en la que se comprometen a la unidad y condenan la violencia en el mundo, al tiempo que piden la paz en Ucrania y que no desaparezcan los cristianos en Oriente Medio.
Después de la Divina Liturgia el Papa Francisco y el Patriarca Bartolomé I se asomaron al balcón del Patriarcado Ecuménico y bendijeron a los fieles reunidos en la calle. Francisco impartió la bendición en latín y Bartolomé I en griego. A continuación subieron al Salón del Trono donde firmaron la siguiente Declaración común
Texto íntegro de la declaración conjunta
‘Nosotros, el Papa Francisco y el Patriarca Ecuménico Bartolomé I, expresamos nuestra profunda gratitud a Dios por el don de este nuevo encuentro que, en presencia de los miembros del Santo Sínodo, del clero y de los fieles del Patriarcado Ecuménico, nos permite celebrar juntos la fiesta de san Andrés, el primer llamado y hermano del Apóstol Pedro. Nuestro recuerdo de los Apóstoles, que proclamaron la buena nueva del Evangelio al mundo mediante su predicación y el testimonio del martirio, refuerza en nosotros el deseo de seguir caminando juntos, con el fin de superar, en el amor y en la verdad, los obstáculos que nos dividen.
Durante nuestro encuentro en Jerusalén del mayo pasado, en el que recordamos el histórico abrazo de nuestros venerados predecesores, el Papa Pablo VI y el Patriarca Ecuménico Atenágoras, firmamos una declaración conjunta. Hoy, en la feliz ocasión de este nuevo encuentro fraterno, deseamos reafirmar juntos nuestras comunes intenciones y preocupaciones.
Expresamos nuestra resolución sincera y firme, en obediencia a la voluntad de nuestro Señor Jesucristo, de intensificar nuestros esfuerzos para promover la plena unidad de todos los cristianos, y sobre todo entre católicos y ortodoxos. Además, queremos apoyar el diálogo teológico promovido por la Comisión Mixta Internacional que, instituida hace exactamente treinta y cinco años por el Patriarca Ecuménico Dimitrios y el Papa Juan Pablo II aquí, en el Fanar, está actualmente tratando las cuestiones más difíciles que han marcado la historia de nuestra división, y que requieren un estudio cuidadoso y detallado. Para ello, aseguramos nuestra ferviente oración como Pastores de la Iglesia, pidiendo a nuestros fieles que se unan a nosotros en la común invocación de que ”todos sean uno,… para que el mundo crea”.

Expresamos nuestra preocupación común por la situación actual en Irak, Siria y todo el Medio Oriente. Estamos unidos en el deseo de paz y estabilidad, y en la voluntad de promover la resolución de los conflictos mediante el diálogo y la reconciliación. Si bien reconocemos los esfuerzos realizados para ofrecer ayuda a la región, hacemos al mismo tiempo un llamamiento a todos los que tienen responsabilidad en el destino de los pueblos para que intensifiquen su compromiso con las comunidades que sufren, y puedan, incluidas las cristianas, permanecer en su tierra nativa. No podemos resignarnos a un Medio Oriente sin cristianos, que han profesado allí el nombre de Jesús durante dos mil años. Muchos de nuestros hermanos y hermanas están siendo perseguidos y se han visto forzados con violencia a dejar sus hogares.
Parece que se haya perdido hasta el valor de la vida humana, y que la persona humana ya no tenga importancia y pueda ser sacrificada a otros intereses. Y, por desgracia, todo esto acaece por la indiferencia de muchos. Como nos recuerda san Pablo: ”Si un miembro sufre, todos sufren con él; si un miembro es honrado, todos se alegran con él”. Esta es la ley de la vida cristiana, y en este sentido podemos decir que también hay un ecumenismo del sufrimiento. Así como la sangre de los mártires ha sido siempre la semilla de la fuerza y la fecundidad de la Iglesia, así también el compartir los sufrimientos cotidianos puede ser un instrumento eficaz para la unidad. La terrible situación de los cristianos y de todos los que están sufriendo en el Medio Oriente, no sólo requiere nuestra oración constante, sino también una respuesta adecuada por parte de la comunidad internacional.

Los retos que afronta el mundo en la situación actual, necesitan la solidaridad de todas las personas de buena voluntad, por lo que también reconocemos la importancia de promover un diálogo constructivo con el Islam, basado en el respeto mutuo y la amistad. Inspirado por valores comunes y fortalecido por auténticos sentimientos fraternos, musulmanes y cristianos están llamados a trabajar juntos por el amor a la justicia, la paz y el respeto de la dignidad y los derechos de todas las personas, especialmente en aquellas regiones en las que un tiempo vivieron durante siglos en convivencia pacífica, y ahora sufren juntos trágicamente por los horrores de la guerra. Además, como líderes cristianos, exhortamos a todos los líderes religiosos a proseguir y reforzar el diálogo interreligioso y de hacer todo lo posible para construir una cultura de paz y la solidaridad entre las personas y entre los pueblos. También recordamos a todas las personas que experimentan el sufrimiento de la guerra. En particular, oramos por la paz en Ucrania, un país con una antigua tradición cristiana, y hacemos un llamamiento a todas las partes implicadas a que continúen el camino del diálogo y del respeto al derecho internacional, con el fin de poner fin al conflicto y permitir a todos los ucranianos vivir en armonía.
Tenemos presentes a todos los fieles de nuestras Iglesias en el todo el mundo, a los que saludamos, encomendándoles a Cristo, nuestro Salvador, para que sean testigos incansables del amor de Dios. Elevamos nuestra ferviente oración para que el Señor conceda el don de la paz en el amor y la unidad a toda la familia humana.
”Que el mismo Señor de la paz os conceda la paz siempre y en todo lugar. El Señor esté con todos vosotros”.

3. El tiempo de encontrar soluciones se está agotando
El papa Francisco advirtió a los países participantes en la cumbre del Clima que se está celebrando en Lima que el tiempo para encontrar soluciones al cambio climático “se está agotando”.
Así se lee en el mensaje que envió al ministro de Medio Ambiente peruano y presidente de esta conferencia sobre el cambio climático, Manuel Pulga Vidal, y que publicó hoy la oficina de prensa del Vaticano.
“El tiempo para encontrar soluciones globales se está agotando. Solamente podremos hallar soluciones adecuadas si actuamos juntos y concordes. Existe, por tanto, un claro, definitivo e impostergable imperativo ético de actuar”, aseveró el pontífice.
Para Francisco, la lucha contra calentamiento global “será posible únicamente con una responsable respuesta colectiva, que supere intereses y comportamientos particulares y se desarrolle libre de presiones políticas y económicas”.
Y agregó que una respuesta colectiva puede ser también capaz “de superar actitudes de desconfianza y promover una cultura de la solidaridad, del encuentro y el diálogo y capaz de mostrar la responsabilidad de proteger el planeta y la familia humana”.

En el mensaje, el pontífice argentino expresó su “cercanía y aliento” a los participantes y a éstos les recordó que los temas que se están debatiendo “afectan a toda la humanidad,en particular a los más pobres y a las generaciones futuras”.
“Más aún, se trata de una grave responsabilidad ética y moral”, destacó.
Francisco recordó que es “significativo que la conferencia se desarrolle en las costas adyacentes a la corriente marítima de Humboldt, que une en un abrazo simbólico los pueblos de América, Oceanía y Asia y que cumple un papel determinante en el clima de todo el planeta”.
Según el pontífice, “las consecuencias de los cambios ambientales, que ya se sienten de modo dramático en muchos Estados, sobre todo los insulares del Pacífico, nos recuerdan la gravedad de la incuria y de la inacción”.
Francisco concluyó el mensaje deseando que la Conferencia de Lima, así como en los encuentros sucesivos, “sean decisivos para las negociaciones sobre el clima”.

TEXTO COMPLETO DEL MENSAJE DEL SANTO PADRE
A Su Excelencia el Señor Manuel Pulga Vidal, Ministro de Medio Ambiente de la República del Perú y Presidente de la vigésima Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Lima, 1 – 12 Diciembre 2014)
Excelencia:
Los primeros 12 días del mes de diciembre de 2014, la ciudad de Lima y el pueblo del Perú tendrán el honor de acoger la vigésima Conferencia de las Partes de la Convención marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, cuya agenda se propone verificar la marcha de la aplicación de ese instrumento jurídico, de contenido crucial en el presente momento histórico. Junto con mis saludos a Usted, Señor Presidente, y a todos los organizadores y participantes en dicha Conferencia, quiero enviarles mi cercanía y aliento, para que los trabajos de estos días se lleven a cabo con espíritu abierto y generoso. Lo que Ustedes van a debatir afecta a toda la humanidad, en particular a los más pobres y a las generaciones futuras. Más aún, se trata de una grave responsabilidad ética y moral.
No deja de ser significativo que la Conferencia se desarrolle en las costas adyacentes a la corriente marítima de Humboldt, que une en un abrazo simbólico los pueblos de América, Oceanía y Asia y que cumple un papel determinante en el clima de todo el planeta. Las consecuencias de los cambios ambientales, que ya se sienten de modo dramático en muchos estados, sobre todo los insulares del Pacífico, nos recuerdan la gravedad de la incuria y de la inacción. El tiempo para encontrar soluciones globales se está agotando. Solamente podremos hallar soluciones adecuadas si actuamos juntos y concordes. Existe, por tanto, un claro, definitivo e impostergable imperativo ético de actuar.
La lucha eficaz contra el calentamiento global será posible únicamente con una responsable respuesta colectiva, que supere intereses y comportamientos particulares y se desarrolle libre de presiones políticas y económicas. Una respuesta colectiva que sea también capaz de superar actitudes de desconfianza y promover una cultura de la solidaridad, del encuentro y el diálogo; capaz de mostrar la responsabilidad de proteger el planeta y la familia humana.
Deseo de corazón que en la Conferencia de Lima, así como en los encuentros sucesivos, que serán decisivos para las negociaciones sobre el clima, se dé un diálogo impregnado de esta cultura y de los valores que la sustentan: justicia, respeto y equidad.
Con este mensaje, Señor Presidente y señores participantes en la Conferencia, formulo mis mejores deseos para que sus reflexiones e iniciativas sean fructíferas y estén al servicio de todos los hombres. A la vez que rezo por sus deliberaciones, para que se vean colmadas de éxitos abundantes, invoco sobre Ustedes y sobre todos los participantes en este significativo encuentro la Bendición del Altísimo, que pido se extienda a todos los ciudadanos de los países que Ustedes representan.
Reciba, Señor Presidente, mi más atento y cordial saludo.
Francisco

4. Gastar en armas nucleares dilapida la riqueza de las naciones

Francisco vuelve a llamar a la paz

“La disuasión nuclear y la amenaza de destrucción mutua ya no es una doctrina justificable”
El Papa pide que “las armas nucleares estén prohibidas de una vez por todas para beneficio de nuestro planeta”

La paz debe construirse sobre la justicia, sobre el desarrollo socioeconómico, la libertad, el respeto de los derechos humanos fundamentales, en la participación de todos en los asuntos públicos y en la construcción de la confianza entre los pueblos.

El papa Francisco ha instado a los países que poseen armas nucleares a deshacerse de sus arsenales porque en el mundo moderno “la disuasión” con este tipo de medios “ya no es una doctrina justificable”.
“La disuasión nuclear y la amenaza de destrucción mutua no pueden ser la base de una ética de la fraternidad y la convivencia pacífica entre los pueblos y los estados”, subrayó el papa en una carta enviada a la Conferencia de Viena sobre el Impacto Humanitario de las Armas Nucleares’.
La conferencia, que concluye este martes en la capital austriaca, girará en torno al impacto humanitario que provocaría la detonación deuna sola de las más de 16.300 armas nucleares que existen en el mundo casi 25 años después del fin de la Guerra Fría.
“La juventud de hoy y mañana se merece mucho más. La paz debe construirse sobre la justicia, el desarrollo socioeconómico, la libertad, el respeto a los derechos humanos fundamentales y la construcción de la confianza entre los pueblos”, agregó Francisco en un mensaje dirigido a las delegaciones de más 150 países que asistieron a la conferencia.
“Estoy convencido de que el deseo de paz y fraternidad sembrado en lo profundo del corazón humano dará frutos para garantizar que las armas nucleares estén prohibidas de una vez por todas para beneficio de nuestro planeta”, finalizó el sumo pontífice.
Boletín Comunidad Ecuménica Horeb Carlos de Foucauld Nº 53 ENERO 2014
http://horeb-foucauld.webs.com

Anuncios

Acerca de Comunidad Horeb

Ayuda y compromiso espiritual para la unión de los cristianos, el encuentro de las religiones y el compromiso con la justicia en el carisma de Carlos de Foucauld.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CONTENIDOS MENSUALES

Comentarios recientes

leivarosa en Katie Melua – All-Night…
leivarosa en MÁXIMAS DEL DHARMA
lavsdeo en PENTECOSTÉS

Escribe tu email y recibe gratuitamente todas las novedades.

HEMOS ACOGIDO

  • 82,328 visitas
A %d blogueros les gusta esto: