estas leyendo...
BOLETINES

Boletín Ecuménico Nº 50 – OCTUBRE 2014

descarga (1)

4 octubre: Tierra Santa celebra: S.Francisco, Yom Kippur y Aïd el Adha

Una excepcional coincidencia ‘interreligiosa’ que ya sucedió en 1976 y 1995
ROMA, 01 de octubre de 2014 (Zenit.org) – Por una extraordinaria coincidencia, el próximo 4 de octubre, día en el que la Iglesia celebra la memoria litúrgica de san Francisco de Asís, en Tierra Santa los judíos celebrarán el Yom Kippur (Gran Perdón, el día 10 del mes de Tishri) y los musulmanes el Aïd el Adha (Fiesta del Sacrificio, día 9 del mes de Dhou al-hijja, según la Hégira). Lo ha indicado la web de la Custodia de Tierra Santa (www.custodia.org), recordando que el ‘caso’ ya sucedió en 1976 y 1995.
Por tanto, cuando los judíos iniciaran la oración con un día de penitencia y de expiación, los musulmanes conmemorarán el sacrificio de Ismael y los cristianos recordarán al santo Pobrecillo.
El Yom Kippur –recuerda la web de la Custodia– es el día festivo del año más respetado por la población judía israelí, durante el cual fue prohibido formalmente también el uso de cualquier vehículo motorizado, a no ser que sea por necesidad de vital importancia. Los musulmanes, sin embargo, celebran su fiesta dirigiéndose en peregrinación a la explanada de las mezquitas.
Esta costumbre deberá tener en cuenta, no solamente los puestos de bloqueo entre Israel y los Territorios palestinos, sino también el cierre de las calles limítrofes a los barrios árabes y judíos de la Ciudad Santa.
Para el 4 de octubre, la Custodia invita por tanto a los cristianos a rezar por la paz y para consentir a los fieles celebrar la festividad franciscana, ha previsto la conmemoración de la muerte del santo, llamada tránsito, el 3 de octubre durante las vísperas. La misa festiva será celebrada el domingo, 5 de octubre, en la iglesia de san Salvador en Jerusalén.

Estupor y misterio al contemplar las estrellas

En el Meeting de Rimini se lee la historia entre ciencia y poesía
Por Antonio Gaspari
RIMINI, 28 de agosto de 2014 (Zenit.org) – ¿Quién no ha estado al menos una vez en la vida con la mirada dirigida al cielo para mirar las estrellas? ¿Qué otro espectáculo natural suscita en los humanos una reflexión sobre lo pequeños que somos en el universo, pero también lo grandes que somos al conseguir imaginar el espacio infinito? ¿Y quién puede decir que nunca ha pensado en la existencia de un Creador mientras miraba el cielo estrellado? Un estupor que está en el corazón de los hombres…
Precisamente de este encuentro entre las estrellas que calientan el universo y la historia, la poesía y la imaginación humana, se ha hablado en el Meeting de Rímini, el lunes 25 de agosto, durante el encuentro entre el científico Piero Benvenuti, astrofísico de la Universidad de Padua, director del Centro Interdipartimentale di Studi e Attività Spaziali (Cisas), y el literato y poeta Alessandro Rivali. El encuentro, con el título “Leer la historia, leer las estrellas”, fue moderado por Davide Rondoni.
Iniciando por la pregunta del papa Francisco a los participantes del Meeting, “¿qué buscáis?”, el profesor Benvenuti trató de contar la relación entre humanidad y el cielo. En la búsqueda de lo lejano, el ser humano ha hecho grandes pasos hacia adelante, indicó. Ya con la invención del telescopio se han ampliado los límites para ver.
El astrofísico confirmó que “el universo no es un vacío”, sino “una profunda unidad entre materia y energía que modela plásticamente la forma”. En la ampliación de los límites de la imaginación, presentó la poesía diciendo que “necesitamos maravillarnos con la capacidad de entender. Necesitamos poetas”.
De acuerdo con Alessandro Rivali, autor de la colección de poesía “La Caduta di Bisanzio”, contó su experiencia uniendo la historia, la ciencia y la poesía. El literato también habló de las estrellas, que -dijo- “nos enseñan la contemplación” y que “siempre han inspirado historias”. “Basta pensar en los mitos y en las imágenes que han evocado en la antigüedad”, añadió.
Según Rivali, además, podemos extraer una serie de lecciones de las estrellas, a partir de la humildad, porque “nos hacen sentir pequeños delante de un cuadro más grande que nosotros”. En la historia, por tanto, “las estrellas han sido la salvación de los marineros. Su brújula”. “¿Quién sabe –observó Rivales– si contemplando su belleza no pueda surgir en nosotros una razón para la esperanza. Porque nosotros también somos parte de esta belleza”.

LA COMUNIDAD ISLÁMICA DE ESPAÑA TILDA DE CRIMINALES AL ESTADO ISLÁMICO

El secuestro de las grandes palabras por los extremistas.
Dentro de la turbulenta realidad que conmociona, desde hace ya demasiado tiempo, la región del Levante mediterráneo, algunos grupos extremistas se autonombran con grandes palabras de grandes y nobles significados, cuando sus acciones demuestran lo contrario, sembrando el terror con su violencia criminal e injusticia opresora.
Así nos encontramos ahora un autodenominado “Estado Islámico”, que demuestra no ser ni Estado ni islámico, y que usurpa el nombre de una religión, ejecutando acciones brutales que no corresponden a los valores del Islam de paz y convivencia.
El Islam es una religión revelada del justo medio, de equidad y de moderación dialogante e inclusiva para su comunidad de creyentes con fieles de otras religiones. Los grupos extremistas no son quiénes para pretender representar el auténtico Islam, que es moderado y que practica la inmensa mayoría de la población musulmana mundial.
Exhortamos a la juventud a aprender la religión del Islam de sus fuentes teológicas reconocidas y representativas de nuestra convicción religiosa islámica. La Unión posee múltiples recursos educativos, formativos, de culto y de divulgación que sabemos utilizar para la prevención contra el descarrío de nuestra comunidad de creyentes, con numerosas fórmulas válidas y con la cooperación de toda la gente de buena voluntad.
Exhortamos a los imames y dirigentes religiosos a que tengan muy presente la concienciación permanente de los fieles, para que nadie pueda caer en la trampa propagandística de grupos terroristas o extremistas y no se pierdan ni adultos ni nuestros jóvenes, quienes son nuestro futuro, y deben ser ejemplo de convivencia.
Reiteramos una vez más, desde la Unión de Comunidades Islámicas de España, y la Comisión Islámica de España, nuestra firme condena a la violencia, a su pretendida justificación religiosa, y a los actos criminales de los daeshíes (por sus siglas en árabe DAESH) y su falsa propaganda, y esperamos que las instituciones competentes internacionales puedan implicarse de forma efectiva para la protección de seres humanos hermanos, cristianos y musulmanes que sufren esta nueva forma de violencia opresora y se pueda construir un futuro en paz y progreso, en el hoy asolado levante mediterráneo, y rogamos a Dios Altísimo por ello.
La Unión de Comunidades Islámicas de España

Las Religiones deben unir esfuerzos por la paz: es su responsabilidad con la humanidad
¿Cómo se puede pedir a los países y poderes políticos que se toleren, si las grandes religiones no dan ejemplo de tolerancia?

Recientemente Aleteia comentaba la noticia de la propuesta del ex presidente israelí Shimón Péres y premio Nobel de la paz en 1944 para la propuesta de la creación de una ONU de las religiones que actúe como intermediario de paz en el mundo.
También hemos empezado a observar las primeras manifestaciones de grupos islámicos en contra del extremismo terrorista islámico y concretamente criticando las acciones violentas del EI (Estado Islámico) en Irak y Siria. Estas declaraciones, aunque un poco tardías, indican que el respeto y la tolerancia religiosa continúan avanzando como cultura común de la humanidad desde las últimas décadas.
El propio Shimón Péres señala el desastre de la diplomacia internacional y el desgaste de la ONU. Estamos presenciando la lentitud de occidente para actuar, que ha permitido matanzas y deportaciones masivas a miles de personas en Irak, o la intervención extranjera en Ucrania, por poner ejemplos recientes.
Estamos presenciando el desprestigio y decadencia de instituciones políticas internacionales que se iniciaron con tanto optimismo, sobre todo, después de la tragedia mundial de la segunda guerra.
No se trataría de suplantar, ni de intentar sustituir el papel que esas organizaciones desempeñan, puesto que son necesarias y, con sus imperfecciones y, a pesar de su falta de independencia, cumplen un papel que, puede ir mejorando con el rodar del tiempo, en la medida en que los países emergentes vayan adquiriendo peso dentro de esas instituciones supranacionales y contrapesando el excesivo poder del grupo de naciones más poderosas.
Tampoco el objetivo prioritario de esa Organización de Religiones Unidas, sería el diálogo interreligioso que ya está abierto y dando pasos y resultados muy avanzados, no solamente entre las distintas instituciones cristianas sino, también con los no cristianos.
Ni debería limitarse solamente esta organización a evitar las guerras o promover la paz, puesto que, por desgracia, los desastres que padece la moderna y avanzada sociedad actual son muchos más.
Las grandes religiones del mundo tienen la obligación moral de unirse para denunciar la enorme desigualdad existente entre la extrema riqueza de unos pocos y la extrema pobreza de muchos millones, no solo en países pobres, sino desigualdad injusta dentro de los mismos países desarrollados. Y los resultados concretos de esta situación de millones de personas con hambre, falta de salud y falta de educación.
Tienen la obligación de unirse para denunciar las distintas formas de esclavitud de niños trabajando y niños y mujeres prostituidos.
Las grande religiones están moralmente obligadas a unirse, también, para combatir la lacra mundial del tráfico y consumo de drogas que está minando la salud moral y física de muchos personas en esta forma de esclavitud moderna.
Deben también unirse para defender el matrimonio y la familia, la igualdad entre sexos, los derechos de los no nacidos, la protección de los ancianos.
Pero, junto a la fuerza de un materialismo atroz, están floreciendo muchas y diferentes manifestaciones de cultura religiosa y búsqueda de Dios dentro del hombre actual.
Las grandes religiones tienen la obligación moral de unirse para establecer un diálogo extra-religioso en defensa de los derechos humanos en los que todas ellas coinciden.
Sin ninguna duda esto agilizará, indirectamente, el diálogo interreligioso.
No parece que el problema sea buscar un esquema organizativo y legal, ni de nombramiento de cargos, o de crear una estructura dentro de esa Unión, sino simplemente unirse y reunirse para hacer oír su voz, que representa al 90% de la población mundial, en todos estos temas en los que se atacan los derechos fundamentales de la persona. JAVIER ORDOVÁS

Alois de Taizé: “Que los cristianos recen juntos una vez al año no puede ser suficiente”
Publicado el 29.08.2014
Entrevista con el hermano Alois Löser, prior de la Comunidad de Taizé

“Que los cristianos recen juntos una vez al año no puede ser suficiente”
ROBERTO ALCÁNTARA (MÉXICO DF) | La Comunidad de Taizé pone su mirada en América Latina, donde muchos jóvenes aspiran a ser testigos de la paz y la reconciliación pese a la corrupción, violencia e indiferencia que amenazan la convivencia y les anticipa un futuro poco alentador.
Sin embargo, la juventud se niega a comprar esa idea, según se puso de manifiesto en la Peregrinación de Confianza que realizó esta comunidad francesa en la Archidiócesis de México, donde cientos de participantes de todo el país, incluso de Centroamérica y del Caribe, se declararon listos para asumir un papel más protagónico en la construcción de una vida más digna.
Estas ‘peregrinaciones de confianza’ son encuentros organizados fuera de Francia por esta comunidad, en los que jóvenes de diferentes confesiones cristianas comparten espacios de oración y reflexión con el objetivo de caminar juntos hacia la fuente de la fe y encontrar lo esencial que les une en la búsqueda de vivir el Evangelio.
Pero ser protagonistas no significa buscar el poder. Ser protagonistas es, ante todo, ponerse al servicio de los demás.
Aclaró durante el encuentro el prior de Taizé, para quien bastan unas cuantas personas para inclinar la balanza hacia la paz. En entrevista con Vida Nueva, el hermano Alois Löser, quien en 1998 sucedió en el cargo al hermano Roger, fundador de esta famosa comunidad, explica que, tras escuchar en los últimos dos años a numerosos jóvenes de Asia y África, se decidió organizar una Peregrinación de Confianza nuevamente en América Latina. En 2007 ya la hubo en Bolivia, en 2010 se llevó a cabo otra en Chile y ya se planean otras en Puerto Rico, Haití, Cuba y Santo Domingo para octubre.
El hermano Alois afirma que para la Comunidad de Taizé siempre será un gusto escuchar a los jóvenes mexicanos y de América Latina, “que tienen tantos valores para compartir con la juventud de otros continentes” y, a su vez, ayudarlos a tener “confianza en Dios y en el futuro, su futuro personal, el futuro de la Iglesia y el futuro de nuestras sociedades”. La relación entre Taizé y Latinoamérica es muy estrecha, principalmente a partir de 1963, cuando el hermano Roger lanzó la llamada Operación Esperanza, como una respuesta a los obispos de la región para ayudar a los agricultores pobres.
En aquellos años, los prelados también pidieron a la comunidad gala financiar la impresión de un millón de nuevos testamentos, y esa fue la primera edición del texto bíblico que tuvo en cuenta las particularidades del español latinoamericano. No obstante, años más tarde, los mismos obispos propusieron acabar con esta ayuda para no crear relaciones de dependencia.
Una sola familia
Explica el religioso:
En nuestros días, la Operación Esperanza sigue funcionando, pero solo en situaciones de emergencia; y, por otro lado, continúa con la ayuda a los viajes de los jóvenes enviados por las pastorales juveniles de sus países para realizar una estancia de tres meses en Taizé.
El hermano Alois –quien en los últimos 15 años ha impulsado estas peregrinaciones, creadas hace más de 30 por su predecesor– asegura que, gracias a dichos encuentros, es posible comprender cada vez más que todos los seres humanos forman una sola familia y que Dios habita en cada persona, sin excepción. En particular, le impresiona la vitalidad de los jóvenes africanos que buscan seguir a Cristo.
Recuerda que en la Peregrinación de Confianza en Kigali (Ruanda), en noviembre de 2012, los participantes llegaron de todas partes del país, de la región de los Grandes Lagos, del este de África y de más allá. “Más de 8.500 jóvenes de 35 países se hospedaron con 4.000 familias”, recuerda y contextualiza:
Ruanda ha atravesado un gran sufrimiento. La memoria y las heridas permanecen vivas. Pero el país se está recuperando. Hemos admirado a quienes traen la compasión y la sanación. Este dinamismo es estímulo del Evangelio para permanecer firmes en la esperanza.
En Taizé conviven jóvenes de diferentes confesiones cristianas y, por tanto, una de sus prioridades es la promoción del ecumenismo. A este respecto, la pregunta sobre si observa avances en la reconciliación entre cristianos es obligada. El religioso considera que los cristianos se están acercando, “se crean amistades y se han redactado hermosos textos de acuerdo”. Pero advierte del riesgo “de conformarnos con una coexistencia pacifica”. ¿Cómo ir más allá? Dice:
En Taizé, nos sorprende que los jóvenes que pasan allí unos días juntos, ortodoxos, protestantes y católicos, se sienten profundamente unidos sin rebajar su fe al mínimo común denominador. Al contrario: profundizan en su propia fe. ¿De dónde proviene esto? Aceptaron ponerse bajo el mismo techo y volverse juntos hacia Dios. Si es posible en Taizé, ¿por qué no en otros lugares? Rezar juntos una vez al año, durante la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, no puede ser suficiente. ¿Por qué no orar juntos más a menudo? ¿Por qué no hacer con los creyentes de otras confesiones todo lo que es posible hacer juntos?
Cada año, miles de jóvenes son atraídos por la colina de Taizé. ¿Qué están buscando? ¿Qué es lo que encuentran ahí? El hermano Alois señala que a menudo habla sobre el significado de la vida con los jóvenes que se integran:
Muchos se preguntan: ‘¿Cómo puedo poner mi confianza en Dios? ¿Cómo creer en Él, especialmente frente al sufrimiento, en mí o a mi alrededor? ¿Qué espera Dios de mí?’.
Para él, estas son preguntas profundas, existenciales, pero, cuando pasan una semana en la colina, a menudo se dan cuenta de que hay en ellos un profundo deseo:
El deseo de amar y ser amado, el deseo de un amor para siempre. Es una sed espiritual la que se despierta. Esta sed puede llevar a descubrir a un Dios que, sobre todo, nos ama. A veces les digo a los jóvenes que creer es un riesgo, el riesgo de la confianza.
Con el papa Francisco
En este sentido, el hermano Alois –quien profesa la fe católica– considera que hay grandes similitudes entre el salir ‘a las periferias’ del papa Francisco y el ‘ir al otro’ del hermano Roger. Recuerda:
Me encontré el 28 de noviembre con el Papa –recuerda– y me conmovió la estima que expresó en relación al hermano Roger. También me llamó la atención el profundo conocimiento que ha mostrado sobre nuestro camino con los jóvenes y nuestro caminar como comunidad ecuménica. Sus gestos, sus palabras y sus escritos llegan a los corazones no solo de los católicos, sino mucho más allá… El papa Francisco ofrece la radicalidad del Evangelio como camino de felicidad. Lo hace recordando la ternura de Dios, su misericordia por cada ser humano.
Sobre la exhortación apostólica Evangelii gaudium, el hermano Alois considera que el Papa hace un llamamiento a todos, y que encuentra un lenguaje que despierta, que provoca. Afirma:
Su llamada se dirige especialmente a nosotros, los que tenemos responsabilidades pastorales; sin una cercanía con los que sufren no encontraremos la manera de renovar las estructuras de la Iglesia. Esta llamada a todos no reduce su papel de pastor universal, sino que responsabiliza a las Iglesias locales y a todos los cristianos, que él quiere tratar como adultos. Todos son evangelizadores.
Desarme nuclear, urgente y viable: Pax Christi
Posted date: octubre 01, 2014 In: En Primer Plano

Pax Christi International, un movimiento católico por la paz, recuerda en su sitio web que en dias pasados se ha el primer Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares.

El propósito de este día es el de “mejorar la conciencia pública y la educación acerca de la amenaza que suponen para la humanidad las armas nucleares, así como de la necesidad de que sean totalmente eliminadas, con el objetivo de movilizar los esfuerzos internacionales en vistas a alcanzar este objetivo común: lograr un mundo libre de armas nucleares”.
Durante décadas, las organizaciones de la sociedad civil y distintas organizaciones religiosas han tratado de llamar la atención sobre la necesidad de que se dé un desarme nuclear a través de investigaciones serias y una serie de tareas de campañas creativas y efectivas. Tras una larga pausa, que solo se interrumpió por un lento acercamiento paulatino en las negociaciones bilaterales entre EEUU y Rusia, la creciente atención sobre la necesidad urgente de lograr un desarme nuclear está comenzando a equilibrar lo que, desde el final de la Guerra Fría, ha sido un foco singular de no proliferación.
Se han dado múltiples eventos importantes en el último año para reavivar el impulso hacia la total eliminación de las armas nucleares. Entre ellos, hay varios encuentros e informes del Grupo de Trabajo Indefinido sobre el Desarme Nuclear; dos conferencias internacionales celebradas con éxito en Noruega y México acerca de las consecuencias humanitarias de la guerra nuclear, con otra planeada para Viena en diciembre de 2014; movimientos, muy lentos, hacia una conferencia para establecer una zona libre de armas de destrucción masiva en Oriente Medio; y las demandas presentadas en La Haya y en California por parte de la República de las Islas Marshall contra las nueve naciones que poseen armas nucleares (EEUU, Rusia, Reino Unido, Francia, China, Israel, India, Pakistán y Corea del Norte) por su fracaso al cumplir con las obligaciones sobre el desarme impuestas por el Tratado de No Proliferación (NPT según sus siglas en inglés). Estos esfuerzos continuarán dándose.
El Grupo de Trabajo Indefinido de las Naciones Unidas (United Nations Open Ended Working Group –OEWG-) se estableció en noviembre de 2012 por parte de la Asamblea General de la ONU en respuesta a la amplia frustración ocasionada por la falta de avances en otros foros, incluyendo en la Conferencia para el Desarme, en la que no se llegaron a dar las negociaciones necesarias para alcanzar ningún acuerdo desde el Tratado de Prohibición de Ensayos Nucleares en 1996.

Mensaje del 34 Congreso de Teología sobre
“La reforma de la Iglesia desde la opción por los pobres”
Publicado: 8 septiembre, 2014 en ACTUALIDAD

MENSAJE DEL 34 CONGRESO DE TEOLOGÍA SOBRE “LA REFORMA DE LA IGLESIA DESDE LA OPCIÓN POR LOS POBRES”
Celebrado en Madrid del 4 al 7 de septiembre de 2014
ECLESALIA, 08/09/14.- Del 4 al 7 de septiembre de 2014 hemos celebrado en Madrid el 34 Congreso de Teología sobre “LA REFORMA DE LA IGLESIA DESDE LA OPCIÓN POR LOS POBRES”, que ha reunido a personas procedentes de los diferentes países y continentes, culturas y religiones, en un clima de reflexión, convivencia fraterno-sororal, diálogo e intercambio de experiencias.
1. Comenzamos nuestra reflexión con la pregunta “¿fundó Jesús la Igle-sia?”. La respuesta es que puso en marcha una comunidad de iguales, un movimiento de hombres y de mujeres, que le acompañaron y se comprometieron en la construcción del Reino de Dios como Buena Noticia para los Empobrecidos. Dicho movimiento continuó en las comunidades cristianas con responsabilidades compartidas y especial protagonismo de las mujeres. En ellas se tomaban las decisiones con la deliberación de todos sus miembros y se tenía como ideal la comunidad de bienes. Con el paso del tiempo este ideal fue desdibujándose hasta desembocar en una Iglesia aliada con el poder, clerical, piramidal y patriarcal, si bien hubo siempre colectivos que trabajaron por la reforma y y el retorno al ideal evangélico de vida.
2. Hoy consideramos necesaria una Reforma radical de la Iglesia, con-forme al movimiento de Jesús y como respuesta a los desafíos de nuestro tiempo. Dicha Reforma requiere la práctica de la democracia, el reconoci-miento y ejercicio de los derechos humanos, entre ellos los derechos sexua-les y reproductivos, así como el gobierno sinodal, vigente durante los prime-ros diez siglos del cristianismo, con la participación del laicado, que es la base de la Iglesia, para así superar la “incoherencia vaticana”, que consiste en defender los derechos humanos y la democracia en la sociedad y no aplicarlos en su seno.
3. Creemos que la Reforma de la Iglesia ha de traducirse:
-en el respeto a la laicidad, la crítica del poder y el compromiso con los sectores más vulnerables;
– en la denuncia del neoliberalismo, que el papa Francisco ha calificado de “injusto en su raíz” ya que fomenta “una economía de exclusión”, “una globalización de la indiferencia”, “una nueva idolatría del dinero”, un medio ambiente “indefenso ante los intereses del mercado divinizado,” y una incapacidad para “compadecernos ante los clamores de los otros”;
– y en el apoyo a alternativas políticas y económicas, propuestas por los Foros Sociales.
4. La Reforma de la Iglesia requiere el respeto a la diversidad cultural y religiosa, Lo contrario sería imperialismo. Consecuente con esa actitud el Congreso de Teología ha escuchado las voces, los testimonios y las interpe-laciones de las iglesias del Sur, sobre todo las procedentes de África y de América Latina, que reflejan su riqueza cultural, sus potencialidad liberadora y sus propuestas de Reforma. Escucha que implica cambiar la manera de pensar, de vivir, de producir, de relacionarse el Norte con el Sur, una relación no opresora sino co-operadora, no arrogante sino servicial, no colonizadora, sino decolonial. .
5. La Reforma ha de hacerse desde abajo, desde la base social y eclesial, y exige una nueva ubicación: situarse en el lugar y del lado de los excluidos del sistema, que son escandalosamente mayoría en la población mundial y que están creciendo por mor de la crisis. Requiere, asimismo, un horizonte que la oriente: la Iglesia de los pobres, y un principio ético-evangélico a seguir: la opción por los pobres.
6. La Reforma de la Iglesia debe ser inclusiva, ha de superar las discrimi-naciones y exclusiones todavía vigentes y operantes por razones de género, religión, cultura, etnia, clase social, orientación y opción sexual, opción política, procedencia geográfica, relaciones de pareja, y crear una comunidad acogedora, solidaria y samaritana, donde quepamos todas y todos.
7. Esta Reforma ya está haciéndose realidad en los diferentes ámbitos religiosos, eclesiales y sociales, como han mostrado las enriquecedoras ex-periencias narradas por los propios protagonistas: en el mundo rural compartiendo las luchas por la dignidad del campesinado, el reparto equitativo de la tierra y las relaciones eco-humanas; en la inmigración luchando por la liberación de las mujeres indígenas; en las cárceles ayudando a las presas y los presos a recuperar la libertad y la alegría de vivir; en las comunidades de base viviendo la fe cristiana en el horizonte de la laicidad; en la lucha solidaria contra los desahucios; en el ministerio episcopal y sacerdotal construyendo la Iglesia de los pobres bajo la guía de la teología de la liberación; entre los jóvenes indignados con el modelo de Iglesia autoritaria y de sociedad que los margina.
8. Si la Reforma de la Iglesia no se lleva a cabo, ella misma se estará haciendo el harakiri, y no podrá responsabilizar a otros de su crisis y gradual pérdida de credibilidad. Si se hace de espaldas a los marginados, estará siendo infiel a sus orígenes y a los pobres. Si no es paritaria, inclusiva, inter-cultural e interreligiosa se alejará del movimiento de Jesús y del principio igualitario formulado nítidamente por Pablo de Tarso: “Ya no hay más judío ni griego, esclavo ni libre, hombre o mujer” (Gálatas 3,26).
9. Amigas y amigos, estamos llamados a la tarea de la Transformación de la Iglesia, pero no aisladamente, sino en sintonía los movimientos sociales, ecológicos, religiosos y de espiritualidad liberadora. Para ello necesitamos, como dice la canción, todas las manos, las negras y las blancas, y extenderla lo más posible, desde la playa hasta el monte, desde el monte hasta la playa, con la mirada puesta en el horizonte, camino hacia la utopía.
10. No podemos terminar este Mensaje sin denunciar el terrorismo del Es-tado Islámico, la masacre de Israel en Gaza, así como la violencia contra los cristianos y otros grupos religiosos. Nos solidarizamos con las víctimas y exigimos responsabilidades, reparación, rehabilitación y justicia. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).
Madrid, 7 de septiembre de 2014
Para más información: http://www.congresodeteologia.info

Francisco se encuentra con los líderes de las distintas confesiones con presencia en Albania
“Cuando, en nombre de una ideología, se quiere expulsar a Dios de la sociedad, se acaba por adorar ídolos”
http://horeb-foucauld.webs.com

Anuncios

Acerca de Comunidad Horeb

Ayuda y compromiso espiritual para la unión de los cristianos, el encuentro de las religiones y el compromiso con la justicia en el carisma de Carlos de Foucauld.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CONTENIDOS MENSUALES

Escribe tu email y recibe gratuitamente todas las novedades.

HEMOS ACOGIDO

  • 89,396 visitas
A %d blogueros les gusta esto: