estas leyendo...
Uncategorized

Jornadas de desierto II

NOTICIAS Y COMUNICACIONES Nº83
(10 de septiembre de de 2014)
Comunidad Ecuménica Horeb Carlos de Foucauld
http://horeb-foucauld.webs.com

Queridos hermanos y hermanas: Paz y Alegría!!!
• Dice el papa Francisco: En el Credo decimos que la Iglesia es católica y apostólica. Es católica porque es universal: tiene la misión de anunciar la Buena Noticia del amor de Dios hasta los confines del mundo, enseñando todo lo necesario para la salvación.
Y es apostólica porque es misionera: como los apóstoles y en continuidad con ellos, ha sido enviada a preparar la venida del Señor, acompañando su palabra con los signos de la ternura y del poder de Dios.
La Iglesia, universal y misionera, cuenta con la asistencia del Espíritu Santo, que continuamente la hace salir de sí misma al encuentro de los hermanos y hablar las lenguas del mundo entero para comunicar a todos la alegría del Señor Resucitado.

Como miembros de la Iglesia, también nosotros participamos de su misión: somos responsables de la salvación de todos los hombres, y, por tanto, no podemos permanecer indiferentes o ajenos a la suerte de nuestros hermanos; además, el Espíritu Santo también actúa en nosotros para que no nos cerremos en posiciones unilaterales y procuremos siempre el entendimiento, la armonía, la “sinfonía” en la vida cristiana.
• En la oración de intercesión que todos los hermanos y hermanas realizamos cada día, lo hacemos: a) por todos los hermanos y hermanas de CEHCF; b) Por la Familia Foucauld; c) Por la unión de los cristianos; d) por el Papa y nuestros pastores diocesanos; e) Por los enfermos, presos, hambrientos, parados, víctimas de las guerras, etc.; f) Para que las Iglesias, Religiones y Naciones se dejen conducir por el Espíritu de Jesús Resucitado, Espíritu de Justicia, Amor y Paz hacia la casa del Padre donde reina la Belleza, la Verdad y la Bondad sin límites; y, g) Pidamos cada día para que en cada Iglesia Local donde hay una hermana o un hermano de la CEHCF crezca un germen comunitario de la CEHCF.
• CARTA DE MARIO
• Recordados todas y todos,
• hace poco más de un mes que no me comunico con ustedes, no ha sido por falta de interes. Hace apenas dos días que he regresado a Ciudad Hidalgo y son muchos los e-mail a los cuales tengo que contestar y opto para escribir una carta “comunitaria” y despues, tomaré tiempo para contestar personalmente.
• La segunda mitad de agosto, pasé diez días en la ermita y los ultimos dos días, quise cortar unas ramas de espinos para ponerlos alrededor de la casita y evitar así quel los caballos y las vacas subieran en la pltaforma de cemento.
• Un movimiento inoportuno me lastimó el brazo e inmediatamente por el dolor grité como Tarzan en la selva.
No pude levantar más el brazo y tomé pastillas para el dolor.
Una vez que los hermanos fueron a buscarme, fuí al traumatologo que, despues de inyectarme, me ordenó un ultrasonido y rayos X, dijo que necesitaba una operación, un tendón se había roto y tenía varias calcificaciones viejas y tejidos malos.
LLamé a mi amigo traumatologo de Puebla que me operó de la columna y me dijo de ir a verlo, resultado, confirmación de la operación.
Despues de otras radiografias, analisis de sangre, electrocardiograma, valoración de parte de la anestesiologa, (todo lo hice por la mañana), el doctor me operó por la noche de artroscopia, acromioplastia, bursectomia y sinorectomia.
Todo fué tan rapido que no pude comunicarme con nadie de ustedes.
Inutil decir que las amistades de Pubbla se portaron de maravilla, generosos, disponibles, atentos…no tuve necesidad de nada. A todos les decia que era mucho lo que estaban haciendo conmigo y la respuesta era casi siempre la misma:”el que siembra bien, cosecha mucho”, le doy gracias a Dios y a la gente de Chapulco.
No soy una persona que se lamenta, estoy bastante bien, la recuperación ha sido rapida, estoy haciendo ejercicios que me ordenó el doctor. Que añadir mas….., todo es gracia.
Gracias por haberme leído, un gran abrazo
• JORNADAS DE DESIERTO II
• De nuevo, del 24 al 30 de noviembre haremos las segundas jornadas de desierto online, como preparación de la celebración del 1º de diciembre, aniversario de la muerte del hermano Carlos y que es importante que cada uno/a, allí donde se encuentre mire de prepararla de la mejor manera posible (en secreto, junto a la familia Foucauld o como un acto propio de la CEHCF). Este año el tema es : EL EVANGELIO
• Inscripciones a las jornadas de desierto onlaine: Escribir a jlvazquez.borau@gmail.com
• 1 DE OCTUBRE: FESTIVIDAD DE TERESA DE LISIEUX, PILAR DE NUESTRA COPMUNIDAD Y DÍA DEL COMPROMISO DE NUESTRO HERMANO JESÚS OSCAR DE ZARAGOZA
Biografía de Santa Teresita
TERESA MARTIN nació en Alençon, Francia, el 2 de enero de 1873. Dos días más tarde fue bautizada en la Iglesia de Nôtre-Dame, recibiendo los nombres de María Francisca Teresa. Sus padres fueron Luis Martin y Celia Guérin, ambos venerables en la actualidad. Tras la muerte de su madre, el 28 de agosto de 1877, Teresa se trasladó con toda la familia a Lisieux.
A finales de 1879 recibió por vez primera el sacramento de la Penitencia. El día de Pentecostés de 1883, recibió la gracia especial de ser curada de una grave enfermedad por la intercesión de Nuestra Señora de las Victorias (la Virgen de la Sonrisa). Educada por las Benedictinas de Lisieux, recibió la primera comunión el 8 de mayo de 1884, después de una intensa preparación, culminada con una fuerte experiencia de la gracia de la íntima comunión con Cristo. Algunas semanas más tarde, el 14 de junio del mismo año, recibió la Confirmación, con plena conciencia de acoger el don del Espíritu Santo mediante una participación personal en la gracia de Pentecostés.
Su deseo era abrazar la vida contemplativa, al igual que sus hermanas Paulina y María, en el Carmelo de Lisieux, pero su temprana edad se lo impedía. Durante un viaje a Italia, después de haber visitado la Santa Casa de Loreto y los lugares de la Ciudad Eterna, el 20 de noviembre de 1887, en la audiencia concedida por el Papa León XIII a los peregrinos de la diócesis de Lisieux, pidió al Papa con filial audacia autorización para poder entrar en el Carmelo con 15 años.
El 9 de abril de 1888 ingresó en el Carmelo de Lisieux. Tomó el hábito el 10 de enero del año siguiente e hizo su profesión religiosa el 8 de septiembre de 1890, fiesta de la Natividad de la Virgen María.
En el Carmelo comenzó el camino de perfección trazado por la Madre Fundadora, Teresa de Jesús, con auténtico fervor y fidelidad, y cumpliendo los diferentes oficios que le fueron confiados (fue también maestra de novicias). Iluminada por la Palabra de Dios, y probada especialmente por la enfermedad de su queridísimo padre, Luis Martin, que falleció el 29 de julio de 1894, emprendió el camino hacia la santidad, inspirada en la lectura del Evangelio y poniendo el amor al centro de todo. Teresa nos ha dejado en sus manuscritos autobiográficos no sólo los recuerdos de la infancia y de la adolescencia, sino también el retrato de su alma y la descripción de sus experiencias más íntimas. Descubre y comunica a las novicias confiadas a sus cuidados; el camino de la infancia espiritual; recibe como don especial el encargo do acompañar con la oración y el sacrificio a dos hermanos misioneros (el Padre Roulland, misionero en China y el Padre Belliére). Penetra cada vez más en el misterio de la Iglesia y siente crecer su vocación apostólica y misionera para arrastrar consigo a los demás, movida por el amor de Cristo, su Único Esposo.
El 9 de junio de 1895, en la fiesta de la Santísima Trinidad, se ofreció como víctima inmolada al Amor misericordioso de Dios. Por entonces escribe el primer manuscrito autobiográfico, que entregó a la Madre Inés el día de su onomástica, el 21 de enero de 1896.
Algunos meses más tarde, el 3 de abril, durante la noche del jueves al viernes santo, sufrió una hemotisis, primera manifestación de la enfermedad que la llevaría a la muerte, y que ella acogió como una misteriosa visita del Esposo divino. Entró entonces en una prueba de fe que duraría hasta el final de su vida, y de la que ofrece un emotivo testimonio en sus escritos. Durante el mes de septiembre concluye el manuscrito B, que ilustra de manera impresionante el grado de santidad al que había llegado, especialmente por el descubrimiento de su vocación en el corazón de la Iglesia.
Mientras empeora su salud y continúa el tiempo de prueba, en el mes de junio comienza el manuscrito C, dedicado a la Madre María de Gonzaga; entretanto, nuevas gracias la llevan a madurar plenamente en la perfección y descubre nuevas luces para la difusión de su mensaje en la Iglesia, en bien de las almas que seguirán su camino. El 8 de julio es llevada a la enfermería, donde otras religiosas recogen sus palabras, a la vez que se le tornan más intensos los dolores y las pruebas, que soporta con paciencia hasta su muerte, acaecida en la tarde del 30 de septiembre de 1897. “Yo no muero, entro en la vida” había escrito a su hermano espiritual misionero, P. Mauricio Belliére. Sus últimas palabras, “Dios mío, te amo”, sellan una vida que se extinguió en la tierra a los 24 años, para entrar, según su deseo, en una nueva fase de presencia apostólica en favor de las almas, en la comunión de los Santos, para derramar una “lluvia de rosas” sobre el mundo (lluvia de favores y beneficios, especialmente para amar más a Dios).
Fue canonizada por Pío XI el 17 de mayo de 1925, y el mismo Papa, el 14 de diciembre de 1927, la proclamó Patrona Universal de las Misiones, junto con San Francisco Javier.
Su doctrina y su ejemplo de santidad han sido recibidos con gran entusiasmo por todas las categorías de fieles de este siglo, y también más allá de la Iglesia Católica y del Cristianismo.
Con ocasión del Centenario de su muerte, el Papa Juan Pablo II la declaró Doctora de la Iglesia por la solidez de su sabiduría espiritual, inspirada en el Evangelio, por la originalidad de sus intuiciones teológicas, en las cuales resplandece su eminente doctrina, y por la acogida en todo el mundo de su mensaje espiritual, difundido a través de la traducción de sus obras en una cincuentena de lenguas diversas. La ceremonia del nombramiento tuvo lugar el 19 de octubre de 1.997, precisamente en el domingo en el que se celebra la Jornada Mundial de las Misiones (Web Católico Javier)

Anuncios

Acerca de Comunidad Horeb

Ayuda y compromiso espiritual para la unión de los cristianos, el encuentro de las religiones y el compromiso con la justicia en el carisma de Carlos de Foucauld.

Comentarios

Un comentario en “Jornadas de desierto II

  1. Siento mucho lo de tu caída y tantas casa que has pasado , Pero como bien dices no has estado solo Dios atravesar de otras personas ha estado cerca de ti. Animo!!!. Rezo para que todo siga bien estamos unidos en oración un abrazo. Beni

    Publicado por bernasrda aguayo | 27/09/2014, 08:21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CONTENIDOS MENSUALES

Escribe tu email y recibe gratuitamente todas las novedades.

HEMOS ACOGIDO

  • 89,192 visitas
A %d blogueros les gusta esto: