estas leyendo...
COMUNIDAD HOREB, LUMINARIAS DEL HOREB

Carlos de Foucauld, el hermano de todos y todas.

Letras dirigidas a la comunidad parroquial de la Santísima Trinidad de Barcelona en motivo de la festividad del beato Carlos de Foucauld.

Carlos de Foucauld

Carlos de Foucauld

Voy a intentar explicaros en pocas palabras quién es el hermano Carlos de Foucauld, que murió hoy hace 97 años y cuya particular Pascua hemos querido celebrar con todas y todos vosotros. Espero conseguirlo.

De hecho, no es que me lo vaya a poner muy difícil porque, en definitiva, el hermano Carlos era un buen hombre, un bonachón,… un buena gente,… como lo sois todos y todas de esta parroquia de la Santísima Trinidad.

Nosotros, los de la Comunidad Ecuménica Horeb Carlos de Foucauld, vivimos un tanto dispersos, ocupados en nuestras tareas cotidianas, por eso hemos querido estar con vosotros hoy, porque al hermano Carlos le gustaba estar con la gente, cercano y por eso fue a su encuentro como hemos hecho nosotros hoy viniendo a esta parroquia y os aseguro que nos habéis hecho sentir realmente en familia.

Precisamente, estas cuatro pequeñas velas que hemos colocado sobre el altar, pretenden acercarnos a otras buenas gentes que por motivos bien distintos no pueden estar aquí hoy, aunque estamos en comunión con todas ellas y ellas con nosotros. Pienso ahora en la Teresa, el Roger, el Marcel,…

Mirad, el hermano Carlos tuvo una juventud un tanto alocada, pero gracias a personas queridas y un sacerdote bueno, se dejó seducir por el Señor y ya no quiso mirar más hacia atrás.

Eso sí, lo que quiso es ir al encuentro de los más alejados, «los más olvidados y abandonados». Quiso que cada uno de los que lo visitaran lo considerasen como un hermano, «el hermano universal». Él quiso «gritar el evangelio con toda su vida» en un gran respeto a la cultura y la fe de aquellos en medio de los cuales vivió. Y aun dijo: «Yo quisiera ser lo bastante bueno para que digan: “Si tal es el servidor, ¿cómo entonces será el Maestro…”?».

Pensó que este propósito de vida, lo que el hermano Carlos llamaría «vida de Nazaret», podía ser vivido en todas partes y por todos, y los que nos sentimos parte de sus amigos no tenemos ninguna duda que es una propuesta bien actual para todo cristiano y cristiana del siglo XXI.

Los que somos hermanos y hermanas de la Comunidad Ecuménica Horeb Carlos de Foucauld vivimos el propósito de vida del beato Carlos comprometiéndonos en la unidad de los cristianos por medio de la oración, la búsqueda de la verdad en el diálogo interreligioso y la ayuda y amistad fraterna por medio de gestos de bondad y ternura hacia todos y todas, sin condiciones, así como hacia la Creación entera.

Acabo con un fuerte abrazo fraterno y un sincero deseo de paz pero no antes sin invitaros a rezar conmigo la siguiente Oración del Horeb:

Oración del Horeb

accede a documentos relacionados haciendo CLIC AQUÍ

LETRAS A LA PARROQUIA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

CONMEMORACIÓN DE LA MUERTE DEL HERMANO CARLOS

Anuncios

Acerca de Comunidad Horeb

Ayuda y compromiso espiritual para la unión de los cristianos, el encuentro de las religiones y el compromiso con la justicia en el carisma de Carlos de Foucauld.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CONTENIDOS MENSUALES

Comentarios recientes

leivarosa en Katie Melua – All-Night…
leivarosa en MÁXIMAS DEL DHARMA
lavsdeo en PENTECOSTÉS

Escribe tu email y recibe gratuitamente todas las novedades.

HEMOS ACOGIDO

  • 82,293 visitas
A %d blogueros les gusta esto: